LA GESTUALIDAD INFORMAL DE LUISA RICHTER

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La obra es el origen del artista. El artista es el origen de la obra. Ninguno está sin el otro

Luisa Richter, pintora, artista gráfico y docente, nació en Besigheim, Alemania en 1928 y murió en Caracas el 29 de octubre de 2015.

Inició sus estudios de arte en Alemania en 1946 en la Academia März en Stuttgart (Alemania); posteriormente, en la Escuela Independiente de Arte de la misma ciudad. Entre 1948 y 1955 profundiza con el maestro Willi Baumeister, quien fue uno de los propulsores del movimiento abstracto en Europa, en la Academia Nacional de Artes Plásticas de Stuttgart (Alemania).

Durante estos años realiza ilustraciones para las revistas Stuttgarter Leben y Die Welt der Frau y las editoriales Egon Schuler y Bechtle Verlag y permanece temporadas en París y Roma, hasta que conoce a quien sería su esposo, el ingeniero civil Joachim Richter, en septiembre de 1955, luego de casarse se residencian en Caracas.

En 1958 inició su participación en los salones nacionales, presentando cuatro monotipos en el XIX Salón Oficial. En el XX Salón Oficial exhibirá tres óleos: Evento, Transparente y Modulación suave.

En 1959 presenta su primera exposición individual en el Museo de Bellas Artes, donde muestra obras como Jeroglífico y Gilgamesh y al año siguiente participa en la colectiva Espacios vivientes (Palacio Municipal, Maracaibo) y en el Salón Experimental (Sala Mendoza), cuando inicia en nuestro país el entonces llamado informalismo, en realidad una amalgama de las tendencias plásticas de posguerra que tenían entre sus intereses primordiales la reflexión sobre la materia y el gesto.

Hacia 1961 inicia su serie de dibujos Cruces y conexiones que prolongan la escuela expresionista bajo un punto de vista tachista y gestual y realiza en Stuttgart (Alemania) litografías con Erich Mönch.

En 1963 retorna a la figuración y produce obras como Tríptico (óleo sobre tela, 1963), en donde la figura humana se debate con el abstraccionismo. Las referencias a la mitología y la literatura existencial son frecuentes en su producción de entonces. Durante esa época trabaja en el taller de grabado de Luisa Palacios. En 1964 indaga en la técnica del collage, en la cual alcanza gran maestría.

Además del óleo, Luisa Richter ha producido series de guaches como Reflejos 1973-1989 y pasteles Andamios suspendidos 1978-1988 y muchas veces sus obras participan de técnicas mixtas ricamente asimiladas como en Crucifixión (collage y guache, 1981) o Tejido sideral (óleo y collage, 1983), dos de sus piezas fundamentales.

En 1966 participa en la muestra Emergent Decade en el Museo Guggenheim, una de las muestras de arte latinoamericano más reveladoras de la década.

Sus reflexiones sobre el plano y la bidimensionalidad, sobre los elementos plásticos y los iconos representativos han hecho llamar a su obra "un teatro del pensamiento visual" (Pau-Llosa, 1991, s.p.).

En 1967 recibe el Premio Nacional de Dibujo y Grabado por Rhoni K. En 1968 inicia su rica serie de paisajes que llamó Espacios Planos y en 1972, realiza una serie de retratos de tradición expresionista, como Blanca de Gerlach (Colección Fundación Museos Nacionales- Galería de Arte Nacional). Desde 1969 y hasta 1987 se desempeña como profesora de dibujo analítico y composición en el Instituto Neumann. En 1978 representa a Venezuela en la XXXVIII Bienal de Venecia, con 12 óleos monumentales, Espacios planos, 60 collages y textos sobre arte. En 1982 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas y Educación en Caracas.

Sobre su trayectoria, Juan Calzadilla escribió: Investigativa, manifiesta al mismo tiempo en toda su obra una extraña, obsesiva lealtad a un lenguaje auténtico y sincero... la intensidad de su obra corresponde a la urgencia con que su inquietud busca resolverse en la diversidad de ejercicios extremos de su gesto. Luisa Richter no se siente sometida a seguir las convenciones dictadas por las presiones externas; su pintura no es más que lo que ella no puede dejar de ser ni de hacer (1981).


Fuentes: www.museovirtualdeaméricayelcaribe
Juan Calzadilla, El artista en su taller, Caracas, 1981

Imprimir

                                        

 

SERVICIOS

Trámites internos

Registro de creadores visuales

Contrataciones Públicas

             

               entes relacionados

        Síguenos


Av.  México cruce con calle Tito Salas, Edif. Santa María. La Candelaria - Caracas | +58 212- 5768843 / 5784415 /Ext. 123

Correo Institucional: comunicaciones@iartes.gob.ve

RIF: G-20005144-2  -  Instituto de las Artes de la Imagen  y el Espacio

Download Free Premium Joomla Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net