Search
Close this search box.

Un museo efímero por la memoria de los pueblos venezolanos ideado desde Girona

903307cd-ad90-4d44-8d2b-7cafb9553f5d_source-aspect-ratio_default_0

El artista Pep Admetlla construirá un pequeño museo efímero dedicado a la memoria de las culturas de Aragua en la quinta Bienal de Venezuela.  El gerundense es uno de los doce artistas internacionales que participarán en la cita, que se alargará del 5 de octubre al 15 de diciembre, y que bajo el título V Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia se centra en esta edición en el concepto de  memoria.

Con lema «Calle, memoria, esperanza», la bienal venezolana invita a una docena de artistas locales y doce más de países como Egipto, Estados Unidos, Italia, Argentina o Irak a plantear proyectos que se verán en la zona  de Tejerías y de Maracay, en el estado de Aragua, situado en el norte del país y que pueden ser intervenciones en el espacio público, videoarte, performances o arte plástico.

Siguiendo su línea de trabajo de unir escultura, arquitectura y espacio público, Admetlla ha concebido una pieza «a los límites entre lo que se puede considerar una escultura y una intervención instalativa transitable». 

Se trata de una enorme estructura formada por dos grandes piezas con una pátina de cemento tintado con pigmentos naturales rojizos que se instalará en un espacio natural, aún por definir, en la zona de Tejerías.  Bautizada como Memoria y contenido.  Narrativas para el próximo milenio, la pieza funcionará como museo efímero para recoger objetos representativos de las culturas de la zona, elementos de las comunidades locales que, a juicio del artista, deberían conservarse para las generaciones del futuro.

Fundir naturaleza y artificio.  El conjunto de estos dos cuerpos volumétricos de “geometría mineral” creará un receptáculo al que se podrá acceder, una propuesta “dura y arriesgada”, más propia de un espacio urbano que de un entorno natural, con el que Admetlla pretende que “naturaleza y artificio se fundan a través del hecho efímero imposible de acotar”.

Como ya hizo en el proyecto escultórico y arquitectónico de la bodega Vinyes dels Aspres de Cantallops, esta estructura tendrá una cubierta con aberturas que funcionarán como mirillas: dejarán pasar la luz natural y los sonidos para el visitante que esté en el interior, ya la vez  , permitirán observar desde afuera los objetos que habrá dentro.

“Los agujeros y las maclas que perforan la piel dejarán pasar tanto la luz natural como la de la mirada del observador, que nunca será pasivo, tanto si accede y queda envuelto en el interior formando parte, como por lo que  a través de las mirillas penetran con la mirada y así exterior e interior rehuirán los límites”, explicó el artista.

El escultor está encerrado estos días en el estudio, trabajando desde Girona en la maqueta a escala para definir el sistema estructural y los planos.  Con su documentación e indicaciones, la estructura se construirá in situ ya finales de agosto, el gerundense viajará hasta Tejerías para supervisar su acabado y completarla con su contenido.

Y es que esta estructura cambiante gracias al efecto de la luz, las sombras y los sonidos y silencios del entorno invita al visitante a reflexionar sobre el concepto que promueve la bienal, la memoria, a través de lo que se encontrará  dentro: una breve frase y elementos de memoria antropológica, social y cultural de la zona que Admetlla recopile visitando las diferentes comunidades que viven en ella.

Textos y Fotos del Diario Gerona

Tomado de: https://www.diaridegirona.cat/cultura/2023/07/14/museu-efimer-per-memoria-dels-89845499.html